Operación en Japón

Desde Chile a Japón son alrededor de 30 horas de viaje con dos transbordos.
Al llegar, mi suegra nos estaba en el metro muy triste y preocupada. Ella ya había llamado a varios hospitales para hacer reserva para la “operación”. Yo lo llamo así aunque es casi igual que un parto y suena muy crudo decir aborto.
Llegamos un día sabado por la tarde y el lunes empezo todo. Primero controles para ver la situacion y mi estado. Y martes ya compenzo la operación. Realmente me recordó mucho a cuando  nació Midori (Por el dolor y el todo el proceso) pero con la diferencia de que no pude tenerla conmigo.
Yo no la pude ver, no quizé. Hiro si la vió y me dice que mejor no verla.
Me mostraron la ropita que le pondrían y la  pusieron en una caja.
El día jueves nos fuimos a casa.

En Japón a los muertos los queman. y las cenizas se mete a una cajita ceramica y se mete en el ataud (Perdón pero no se mucho de este tema, por lo tanto no conozco los nombre de las cosas).
Primero le entregamos la cajita al encargado del velorio y se hace una oración personal.
Luego la queman y nosotros esperamos en una habitación donde uno puede comer o tomar algo. Nos avisan cuando termina, esto dura depende del tamaño del cuerpo, en este caso fue como 20 min.
Vamos al lugar y en donde estan las cenizas quedan pedazos de huesos. De eso cada integrante debe tomar un huesito con unos hachi (palillos) grandes y meterlos a la cajita ceramica. Luego meten toda la ceniza y nos la entregan.
Luego vamos al cementerio y pedimos que habran o hagan el hoyo. En nuestro caso usamos el mismo del padre de Hiro y dejamos la cajita. Ahi quedan para siempre. Ese hoyo se puede usar hasta que este lleno de cajitas o hasta que se cambie de nombre de la familia. En nuestro caso yo cambié apellido al de mi esposo.

Después que “terminó” todo van a comer una comida especial que no contenga carne, pero si pescado.  Muchos hacen como fiesta y se emborrachan para el bien del difunto.

Es mi primera vez que hago todo esto. Antes para los velorios de mis familiares no iba ya que no le encontraba sentido. Ahora realmente hice todo eso por costumbre de la cultura de Hiro, pero no sé que hubiera hecho en el caso que fuese en Chile.

Acuerdo-de-Paz

Anuncios